728 x 90

La ciudad de Dresde se declara oficialmente en “emergencia nazi”

La ciudad de Dresde se declara oficialmente en “emergencia nazi”

Erich Allende 

3 de noviembre de 2019

Foto: Una marcha de PEGIDA en Dresde en 2015 | Archivos: EPA / Arno BurgiEPA / Arno Burgi

La ciudad alemana de Dresde ha declarado oficialmente una “emergencia nazi” en medio del temor por el surgimiento de grupos de extrema derecha en la ciudad oriental, aprobando la semana pasada una resolución destinada a fortalecer la democracia y proteger a las minorías en medio de la creciente preocupación por el extremismo de extrema derecha.

La agencia de noticias alemana dpa informó el viernes que la moción advertía que las opiniones antidemocráticas y extremistas, e incluso la violencia, estaban “haciéndose cada vez más evidentes” en Dresde.

La moción exigía un aumento de los fondos para la educación y la participación de la sociedad civil, al tiempo que pedía a las autoridades municipales que no aprobaran ninguna marcha con elementos de extrema derecha.

Al pedir el apoyo federal para hacer frente a la crisis, la moción afirmaba que “los valores y acciones antidemocráticos, antipluralistas, misántropos y de extrema derecha, incluida la violencia en Dresde, se están haciendo cada vez más evidentes”.

En Dresde se encuentra el grupo antiislamista y xenófobo PEGIDA (Europeos Patriotas Contra la Islamización de Occidente) y el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), que recibió más del 17% de los votos en las elecciones municipales de este año.

La moción, que fue aprobada el miércoles, fue apoyada por miembros del Partido de Izquierda, los verdes, los socialdemócratas de centro-izquierda, los demócratas libres pro-empresariales y un partido satírico conocido simplemente como el Partido.

Esta ciudad tiene un problema con los nazis y tenemos que hacer algo al respecto”, dijo el consejero del Partido Max Aschenbach.

“Ha habido cinco años de (mítines de derecha), ataques terroristas y grupos terroristas, y noticias diarias sobre esvásticas y saludos de Hitler. Los políticos deben ser capaces de ponerse de pie y decir ‘no, esto es inaceptable’”, dijo Aschenbach.

Los demócratas cristianos de centro-derecha de la canciller Angela Merkel votaron en contra de la moción.

La moción pide además que se haga hincapié en “la lucha contra las causas de las actitudes de extrema derecha y sus consecuencias, como el antisemitismo, el racismo y la islamofobia, y en el restablecimiento de la confianza en las instituciones democráticas y la valoración de la diversidad y la solidaridad respetuosa”.

Noticias Relacionadas