728 x 90

Algunas lecciones de liderazgo de Moshé

Algunas lecciones de liderazgo de Moshé

Sivan Rahav-Meir

21 de enero de 2020

Esta semana Moisés asciende al escenario mundial. Exactamente cuando se finalizan las listas de partidos para las próximas elecciones a la Knéset, se nos da un taller de liderazgo por cortesía de la parashá semanal:

  • Un líder puede crecer en la casa del faraón como “el príncipe de Egipto” pero aun así no olvida su identidad y su nación. Tal líder puede incluso tener el coraje de enfrentarse a Faraón, gobernante del imperio más grande del mundo, y decirle la verdad a la cara.
  • Un líder no es necesariamente carismático. Puede ser tartamudo con impedimento del habla y no un orador de lengua plateada. Moisés mismo no dice ser perfecto; él admite sus deficiencias sin vergüenza: “Soy pesado de boca y lengua”, dice.
  • Un líder abraza la cooperación con los demás, sin pisar los pies de otras personas, sin envidia, sin competir con nadie. Él va al desierto con Aharon su hermano y Miriam su hermana a su lado, y cada uno aprovecha sus talentos únicos durante su largo viaje.
  • Un líder no proclama la necesidad de “cambiar a la gente” o “cambiar la Torá” o “cambiar su destino”. No se desespera a pesar de la dificultad de persuadir a las personas a seguir y guardar la Torá, y continúa guiando a las personas a lo largo del camino a Eretz Israel, incluso cuando quieren volver a Egipto.
  • Un líder no se atribuye el éxito a sí mismo. Es un hombre de fe y sabe que sólo es un emisario. La persona más importante en la historia de Éxodo es también la más humilde.

No esperamos que los elegidos sean Moshé Rabeinu. Aun así, las parshi’ot que acompañarán a la campaña electoral en las próximas semanas deberían recordarnos cómo, idealmente, aquellos en roles de liderazgo deberían comportarse.

Noticias Relacionadas