728 x 90

¿El más grande, el más modesto?

¿El más grande, el más modesto?

Sivan Rahav Meir

10 de junio de 2020


Uno de los versículos más interesantes en la Torá expresa: “El hombre Moshé era sumamente modesto, más que cualquier hombre sobre la superficie de la tierra”. ¿Cómo puede, el hombre más eminente, el que ha llegado al nivel más alto posible, ser también la persona más humilde que haya existido?

Es así como Rabi Jonathan Sacks explica la humildad de Moshé y el mensaje que la misma contiene: “Muchas personas creen que el significado de la humildad es la baja autoestima. Pero la verdadera humildad es el conocimiento de que estamos parados frente a la grandeza. Modestia es el idioma en la cual el “Yo” está en silencio de manera a que pueda escuchar el “Tú”. Humildad no es pensar menos de ti mismo sino pensar menos en ti mismo”.

“En los seres humanos existe la gran necesidad del reconocimiento. En el transcurso de los años hemos llegado a creer: “Si tienes algo, haz que todos lo sepan”. Pero la verdadera modestia no necesita de reconocimiento. Ella fluye a partir del saber que bajo la superficie del universo existe una presencia que nos conoce, nos ama y vigila cada una de nuestras acciones.

Es el conocimiento de que estamos cumpliendo con una misión en el plan maestro, el cual es muchas veces mayor de lo que somos nosotros mismos.

Humildad como tal es una fuente de gran poder. Porque cuando no pensamos mucho en el ‘Yo’, no nos molestan palabras de crítica o menosprecio. No es solamente una buena cualidad, sino que más bien es la percepción de la realidad. No es el disminuir tu valor, es simplemente reconocer el valor de otros. Es así como actuó Moshé.

Una persona humilde es aquel que no piensa en sí mismo porque tiene cosas más importantes en que pensar”.

Noticias Relacionadas