728 x 90

El lugar de nacimiento de Hitler muestra que enfrentar el pasado oscuro puede tomar décadas

El lugar de nacimiento de Hitler muestra que enfrentar el pasado oscuro puede tomar décadas

17 de junio de 2020

Foto: Una piedra afuera de la casa donde nació Adolf Hitler, con la inscripción ‘Por la paz, la libertad y la democracia, nunca más el fascismo, millones de muertos son una advertencia’, en Braunau am Inn, Austria, octubre de 2016. (Reuters / Leonhard Foeger)

A medida que los manifestantes contra el racismo derrumban estatuas de traficantes de esclavos y colonizadores en todo el mundo, algunas naciones se preguntan cómo marcar su oscuro pasado. En Austria, el debate sobre confrontar un enlace con Adolf Hitler ha llevado décadas, y aún no ha terminado.

Austria reveló recientemente planes para convertir la casa donde nació el líder nazi, en la ciudad de Braunau am Inn en la frontera alemana, en una estación de policía.

También sugirió mover una roca que se encuentra en la acera exterior, que está inscrita con un mensaje antifascista, a un museo de Viena.

Si bien muchos coinciden en que no se debe permitir que la casa se convierta en un lugar de peregrinación para los neonazis, la idea de remover la roca ha molestado a algunos grupos judíos y de sobrevivientes que han dicho que Austria debe enfrentar su papel en el Holocausto.

Ahora se realizarán más consultas sobre la roca.

“Claramente (el gobierno) quiere dejar que el mundo olvide que el peor asesino en masa de la historia nació en Braunau”, dijo Willi Mernyi, jefe del Comité Mauthausen, el principal grupo de sobrevivientes del Holocausto de Austria.

“Este enfoque es incorrecto … Uno debe reconocer lo que sucedió”.

‘Nunca más’

La roca, que lleva las inscripciones “fascismo nunca más” y “millones de muertos” pero no menciona a Hitler, fue instalada por la ciudad en 1989.

En ese momento, Austria se estaba alejando de su posición de negar la responsabilidad del Holocausto, una postura de posguerra durante la cual se describió como la primera víctima de los nazis.

En parte debido a eso, algunos dicen que Austria ha hecho menos para enfrentar su pasado nazi que la vecina Alemania.

“A veces parece algo que se hace como una tarea doméstica en lugar de un compromiso hecho con una profunda convicción”, dijo Gerhard Baumgartner, historiador y director científico del Centro de Documentación de la Resistencia austríaca.

Si bien se han logrado avances en términos de educación sobre el Holocausto y la construcción de monumentos conmemorativos desde la década de 1980, los grupos judíos y de sobrevivientes dicen que aún queda mucho por hacer, especialmente para explicar cuán generalizados y sistémicos fueron los crímenes de los nazis.

“Eso es muy importante, que la gente realmente sepa que había algo en todas partes”, dijo Charlotte Herman, jefa del grupo que representa oficialmente a la comunidad judía en la provincia de Alta Austria, que incluye a Braunau.

Ella y Mernyi mencionaron el proyecto “Stolpersteine”, o “escollos”, como una forma de crear conciencia.

Originalmente una iniciativa alemana, consiste en colocar pequeñas placas de bronce para las víctimas del Holocausto en el pavimento en lugares relevantes, como donde vivían.

Esas placas cubren una fracción de las víctimas del Holocausto, pero son una vista relativamente común en Viena, donde se estableció un sistema notoriamente represivo y antisemita con apoyo local después de que la Alemania de Hitler anexionara Austria en 1938.

“En toda Austria, en cada esquina, frente a la puerta de casi todos, sucedió algo, ya sea marchas de la muerte, personas caminando y muriendo en la calle”, dijo Herman.

El papel de Hitler en la historia es bien conocido, por lo que no hay necesidad de explicarlo con gran detalle en la casa, agregó. Pero se debe llamar la atención sobre el edificio.

“Porque aquí es donde nació el mal”.

(Reuters)

Noticias Relacionadas