728 x 90

Las mentiras nunca ganan

Las mentiras nunca ganan

Sivan Rahav-Meir

26 de junio de 2020

Hoy todos sabemos cómo explicar el error de Kóraj. Hoy es terriblemente fácil sentarse y explicar por qué la mayoría de los espías estaban equivocados, y que fue un error hacer el becerro de oro. Pero ¿qué habríamos hecho si hubiéramos estado allí? En el momento de la verdad, ¿habríamos elegido la verdad?

Rav Hagai Lundin escribe que cuando se habla de valores, vale la pena prestar atención al contexto histórico: “Kóraj fue el héroe de la hora. Sus calificaciones y el espíritu de los tiempos estaban de su lado. Tuvo seguidores y admiradores y los medios lo abrazaron como un hombre valiente que luchó contra la tradición fosilizada.

“Leímos sobre él todos los años y recordamos una regla importante: una mentira persiste por un tiempo, pero no para siempre. Hoy, todavía estamos asombrados de ver a veces cómo triunfan las opiniones populares basadas en mentiras y la hipocresía, al menos por el momento; es suficiente ver la relación del mundo con Israel en oposición a su relación con sus enemigos.

Cada individuo adulto puede hablar sobre cómo las mentiras médicas, económicas y culturales, que sacudieron a toda la humanidad en ese momento, finalmente desaparecieron sin un gemido. A veces lleva años, a veces, como en el caso de Kóraj, la mentira se traga en la tierra en poco tiempo. Pero desde una perspectiva eterna, el bien siempre triunfa”.

Noticias Relacionadas