728 x 90

La privacidad es una bendición

La privacidad es una bendición

Sivan Rahav Meir

30 de junio de 2020

¿Habrá algún evento en nuestras vidas que no quisiéramos compartir en las redes sociales? ¿Habrá alguna situación que se nos presente que no trataríamos de fotografiar y documentar? En la Porción de esta semana, Bilaam mira a las tiendas de Am Israel y de su boca brota la bendición: “Qué dignas son tus tiendas Yaakov, tus moradas Israel.” Rashi explica qué fue lo que causó tal impresión en Bilaam: “El vio que la entrada de cada tienda no miraba a la entrada de las otras.” En otras palabras, cada tienda se abría en una dirección diferente de manera a que nadie pudiera echar un vistazo en la tienda del otro.

Bilaam venía de una cultura sin límites. De repente vio una cultura diferente, donde reinaba la privacidad, la delicadeza, la modestia, que permitía el espacio privado para cada familia y cada ser humano, sin que nadie se preocupara en estar, en todo momento, al tanto de la vida personal del otro.

Nuestros comentaristas escriben que ésta es la base para la construcción de nuestro carácter, nuestro hogar y nuestra nación: No todos viven en la misma tienda. No todo les pertenece a todos. Hoy en día este es un desafío enorme. Hay demasiados botones que dicen “publicar” y “compartir” pero ¿cómo crear un botón que diga: “No publicar, esto es sólo nuestro”?

Noticias Relacionadas