728 x 90

Ariel Eichbaum: “Ni el terrorismo asesino ni la impunidad pudieron silenciarnos”

Ariel Eichbaum: “Ni el terrorismo asesino ni la impunidad pudieron silenciarnos”

Alberto J. Rotenberg

17 de julio de 2020

Se realizó un nuevo acto por el 26 Aniversario del Atentado a la sede de AMIA – DAIA, en esta ocasión de manera virtual por las restricciones que impone la pandemia del Covid-19. La gráfica de presentación del acto dio cuenta que el mismo contó con la participación de AMIA, DAIA y Familiares de las víctimas.

En primer término, de escucharon una serie de testimonios por parte de sobrevivientes y vecinos presenciales al momento del atentado, lo cual permitió revivir la tragedia desde la voz de aquellos que se salvaron -en algunos casos milagrosamente-. Por ejemplo, Javier Miropolsky relató que de un momento a otro se vio cubierto de escombros, enterrado y con piedras hasta en la boca. Horacio Neuah contó entre sollozos cómo vio volar por los aires a la tía de su señora. César Gabriel Romero sintió que se detuvo el tiempo y Claudia Grinberg afirmó que su vida a partir de ese fatídico instante cambió para siempre. Samuel Szurman describió la escena como si se tratara de una guerra y Adrián Furman, olvidándose que estaba vivo, sólo se enfocó en averiguar qué había sido de su hermano.

Luego se recreó digitalmente la calle Pasteur mostrando a una multitud de pancartas con rostros humanos -las personas concurriendo al acto- portando cada una la foto de una de las víctimas, tal como viene sucediendo desde hace 26 años, y leyendo en off los nombres de cada una de aquellas y el coro de voces respondiendo “presente”.

Entre los mensajes recibidos con motivo de un nuevo Aniversario, se reprodujo un video de Felipe González, quien fuera presidente de España en aquellas tristes circunstancias, afirmando que “conmemorar es volver a aquel momento para no olvidarlo”.

A continuación, el presidente de AMIA pronunció su discurso, en el que reconoció la decisión de Argentina de crear un registro de organizaciones y personas vinculadas al terrorismo y que el mismo continuara vigente hasta el día de hoy. Además, el reconocimiento de Hezbollah como agrupación terrorista por parte de la Argentina marcó el rumbo para toda Latinoamérica -fue adoptado por Paraguay, Honduras, Guatemala y Colombia- y desde Europa Alemania siguió esa misma línea. Sin embargo, cuestionó la actitud de Brasil y Uruguay al respecto y puso de manifiesto el peligro que representa la actividad del grupo terrorista en la triple frontera (Paraguay – Brasil – Argentina) con el riesgo de infiltraciones a través de la provincia de Misiones. En el mismo tono reclamó el compromiso de toda la comunidad internacional a colaborar en la detención de los acusados y en el esclarecimiento de la causa, ya que ha quedado probada la participación de Hezbollah en el atentado, así como de Irán en su autoría intelectual, usando su sede diplomática como centro de inteligencia.

Luego se refirió al apoyo local y la falta de respuestas de la justicia argentina, poniendo como situación emblemática la detención del reducidor de autos Telleldín a pocos días del atentado y aún no ha recaído sobre él una sentencia definitiva. Continuó cuestionando la designación de un nuevo fiscal para actuar en la Unidad Fiscal AMIA a tiempo parcial, sumado a que el juez a cargo (Canicoba Corral) dejará próximamente su cargo. Dejando en claro que la causa del atentado requiere la intervención de un juez que conozca la causa y le otorgue un tratamiento diligente teniendo en cuenta que el atentado a la AMIA – DAIA fue el acto de terrorismo más grave ocurrido en la República Argentina y aún permanece impune.

Agregó que resulta inaceptable que el señor Mario Cimadevilla, quien estuviera hasta ahora a cargo de la Unidad AMIA del Ministerio de Justicia por cuatro años, denuncie que no le permitieron trabajar, mientras mantuvo silencio durante su gestión y su contribución a la causa fue prácticamente nula.

Siguiendo con su evaluación de la actuación del Poder Judicial, señaló que el país está esperando más del fiscal Taiano y el juez Ercolini en el esclarecimiento definitivo de aquellos que han sido partícipes en la realización del atentado.

Finalmente abogó a no abandonar la lucha y continuar reclamando justicia como una deuda hacia aquellos que vieron truncados sus sueños y a sus familias, que esperan que los muertos puedan descansar en paz.

El acto de homenaje a las víctimas terminó con la palabra de familiares de las víctimas, quienes embargados por la emoción recordaron a aquellos seres queridos que ya no están y dejaron una frase de cómo los recordaban. Así se escucharon, entre otras, estas conmovedoras palabras: “A Christian lo recuerdo vivo”. “Me sacaron a mi papá, me sacaron todo”. “Yo estoy hablando de mi hijo, cuando él tendría que estar hablando de mí”. “Hace 26 años que tengo las manos vacías”. “Ella era una madre todoterreno”.

Luego todos se unieron en inequívoco reclamo de justicia, al que nos unimos desde La Página Judía.

Noticias Relacionadas