728 x 90

El primer cementerio hebreo tras la expulsión de Sefarad: Su necesaria rehabilitación y catalogación

El primer cementerio hebreo tras la expulsión de Sefarad: Su necesaria rehabilitación y catalogación

Asociación Cultural Mem Guímel (Melilla-España)

12 de agosto de 2020

En artículos anteriores hemos dado a conocer los principios de la Comunidad Judía de Melilla, ciudad española situada en el norte de África. En esta ocasión vamos a hablar de uno los 8 hitos históricos que mencionábamos en el artículo “Melilla: Puente de regreso de los judíos a Sefarad” se puede consultar en esta web, o en www.memguimel.es

El Cementerio de San Carlos o de La Alcazaba es el lugar donde se realizaron los primeros enterramientos judíos entre los años 1870-1893, tras la expulsión de tierras españolas. Recordar que los judíos llegaron a la ciudad en el año 1864. Hay que decir que actualmente hay tres cementerios hebreos en la ciudad.

El cementerio hebreo de San Carlos se encuentra en una zona cercada por murallas, en la ciudad vieja o conocida como Alcazaba. Junto a él se encontraba el cristiano y el civil.

En 1892 se toma la decisión de finalizar los enterramientos en estas necrópolis y trasladar sus cuerpos a los nuevos cementerios, construidos en una zona poco poblada. Separados por una muralla se encuentra el nuevo cementerio hebreo del cristiano y una zona para el civil. Levantando los cuerpos enterrados en el cementerio viejo y trasladándolos.

¿Qué pasó con el cementerio hebreo de San Carlos? Debido a la prohibición de levantar sus cuerpos como marca la Ley judía. La colonia judía, todavía no hay comunidad instituida, lo compran por 1080 pesetas, una fortuna que la tuvieron que pagar en 5 años.

En el registro de enterramientos del Juzgado de Melilla, al que ha tenido acceso Mem Guímel, consta 74 enterramientos de judíos en su cementerio. aparece que el primero fue D. Mimón Levy Benaim Z.L., el 21 de noviembre de 1883, y el último el de Merian Benarroch Teoclen Z.L., de 24 meses, el 6 de diciembre de 1893. En el año 1904 se autoriza hacer una Guenizá

Esto no quiere decir que no se hiciesen enterramientos sin pasar por inscripción, como se puede deducir por lo recogido por David Melul, que apunta que su bisabuelo implantó la Jebrá Kadishá, dedicándose a recoger a personas fallecidas en zonas de Marruecos.

Además, encontramos una sepultura totalmente legible de mármol, con forma de corazón y con la inscripción: Sol Benmejara. Fallecida el 1º de agosto 1891, a la edad de 54 meses. Que no estaba inscrita en el registro del Juzgado Civil. Por todo ello se piensa que hay sobre 100 enterramientos y hoy visibles apenas 34 sepulturas.

Mem Guímel a través de su proyecto SEFAMEL ha realizado ya varias propuestas para poner en valor este Cementerio, siendo prioritaria su rehabilitación y catalogación. En otras está la propuesta que sea una zona apta para calificarse commo museo, como puede ser el cementerio hebreo de Praga. Apostando porque todas las tumbas estén visibles, y con el honor y respeto que se merecen estos restos.

Este cementerio es un legado que tenemos todos los melillenses, no solamente los Hebreos de la ciudad. Gracias a Mem Guímel a través de su Ruta “La Melilla Sefardí”, se le ha dado difusión y ha creado un gran interés por este patrimonio hasta ahora oculto, que posee nuestra ciudad de Melilla.

Tras una rehabilitación en 2019 no se ha podido visitar en nuestras rutas, esperando que en breve podamos recuperar su importancia histórica, social y su patrimonio material e inmaterial de necrópolis judía, la ciudad ha de recuperar dicho cementerio y mantenerlo como lugar de visita.

Fuentes:

Archivo General de Melilla

Archivo Intermedio Militar de Melilla

Los Judíos de Melilla “Jesús Salafranca”

Como las Luces de Janucá “Severiano Gil”

David Melul, una semblanza “Rafael Vázquez y Mario Javier Sabán”

Boletín Mem Guímel

Noticias Relacionadas