728 x 90

Paz con EAU: ¿Nu?

Paz con EAU: ¿Nu?

Rabino Yair Hoffman

14 de agosto de 2020

Algunas personas han visto la noticia reciente de un anuncio de un acuerdo de paz entre los Emiratos Árabes Unidos y el Estado de Israel y son ambivalentes al respecto. “Vaya cosa. ¿A quién le importa?” – han sido algunas de las reacciones típicas.

Este artículo argumentará que ésta no es la reacción que deberíamos tener. Más bien, hay al menos 7 cosas buenas que pueden surgir del acuerdo. Está mal recibir un favor de Hashem y dejarlo ir sin aprecio.

Mostrar aprecio y reconocer el bien que Hashem hace por nosotros es un aspecto clave de la Torá y Avodat Hashem. Se remonta al comienzo mismo de la historia humana. El Midrash nos dice que Adam HaRishón consumir del Aetz HaDaat no fue su culpa.Jhava esencialmente obligó a su marido a hacerlo. Siendo ése el caso, ¿por qué fue castigado?

El Midrash, como lo entiende el Alter de Slabodka (Ver Ohr HaTzafun p. 21), responde que fue debido a la falta de aprecio que Adam HaRishón le había expresado a Hashem – cuando le respondió. Él dijo (Bereshit 3:12): “La mujer que me diste, me dio de comer del fruto”. La Guemarah en Avodah Zarah 5b declara que fue un grave error. ¿De verdad? Esa mujer fue un regalo para ti para que te superaras. ¿Dónde está el agradecimiento? El Alter explica que esta fatal falta de apreciación fue lo que causó el descenso del hombre. Cambió el Plan Divino para la humanidad.

En la sección Dayeinu de la hagadah, hay una pregunta que mucha gente hace. Las palabras dicen: “Si nos hubieras llevado al pie del monte Sinaí y no nos hubieras dado la Torá, habría sido suficiente”. ¿Cómo podríamos decir esas palabras? ¡La vida sin la Torá es como un pez sin agua!

La respuesta que dan los Baalei Mussar es que el Dayeinu está diseñado para inculcar en nosotros un sentido de aprecio por todos y cada uno de los pasos que Hashem nos ha dado. Las cosas no suceden sin más. Si alguien te organiza una fiesta, hay mucho que hacer. Está la planificación, la compra de alimentos, el lugar, el trabajo que entra en la presentación que se hizo, la cocina, etc. El Dayeinu nos ayuda a entrar en el estado de ánimo de la apreciación.

Recordemos que cada día rezamos por Shalom. Rezamos por ello en cada Shmoneh Esreh y en cada Kadish. La paz es un regalo extraordinario. Es un regalo que conviene agradecer.

  • Este acuerdo puede allanar el camino para que otros países reconozcan a Israel, como Omán, Bahrein, Líbano y Arabia Saudita, lo que ayudará a su economía. Si la economía de Israel es fuerte, puede ayudar a todos sus ciudadanos. Este es el hishtadlut adecuado.
  • Este acuerdo puede ayudar a contrarrestar los efectos económicos negativos de la pandemia de COVID-19. Este es el hishtadlut adecuado.
  • Este acuerdo puede hacer que Israel esté más seguro de Irán. Este es el hishtadlut adecuado.
  • Este acuerdo no ha eliminado completamente la noción de “Anexión por un Israel seguro”, sino que la ha pospuesto durante algunos años.
  • El acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos tal como está ahora ha sido un alivio para aquellos dentro de Eretz Israel que discuten entre ellos.
  • El acuerdo socava la posición de quienes presionan a Israel diciendo que Israel no puede lograr la paz con otros países árabes a menos que cedan sustancialmente a las demandas palestinas.

Estas consideraciones son desarrollos muy positivos y debemos expresar nuestro profundo hakarat hatov (agradecimiento) a Hakadosh Boruch Hu por lo que ha hecho por nosotros aquí. Debe elevarnos tanto a nosotros como a nuestro regocijo.

Reconozcamos la importancia de esto: Es sólo la tercera vez que una nación árabe ha firmado o acordado firmar un acuerdo de paz que reconoce a Israel y desarrolla relaciones con él.

La primera vez fue el día 26 Marzo de 1979. Fue entonces cuando Egipto e Israel firmaron un tratado de paz en Washington DC. Los que firmaron el tratado fueron el primer ministro Menachem Begin y el presidente egipcio Anwar Sadat. Benefició enormemente la seguridad de Israel y la de sus ciudadanos, así como su economía. Fue empujado por el presidente Jimmy Carter.

La segunda vez fue de octubre 26 de octubre de 1994. Fue entonces cuando Jordania e Israel firmaron un tratado de paz en un acto celebrado en el Valle Arava de Israel, al norte de Eilat y cerca de la frontera con Jordania. Los que firmaron el tratado fueron el primer ministro Rabin y el primer ministro Abdelsalam al-Majali. Los que se dieron la mano fueron el presidente Ezer Weizman y el rey Hussein. Fue impulsado por el presidente Bill Clinton.

La tercera vez que se acordó que se firmará el día 13 Agosto de 2020. Fue negociado por el primer ministro Netanyahu y el de Abu Dabi príncipe heredero Sheikh Mohammed Bin Zayed. Fue impulsado por el presidente Donald Trump.

Ambos acuerdos anteriores, en general, han funcionado. El primer ministro Netanyahu anunció que éste es el avance más significativo para la paz en dos décadas. En cierto sentido, puede ser incluso más significativo que los desarrollos con Egipto y Jordania. Si bien los gobiernos de ambos países reconocen a Israel y fomentan los lazos, los pueblos de los dos países todavía odian a Israel. En los Emiratos Árabes Unidos, la gente lo acoge con satisfacción, como lo hace su gobierno. Esto también es algo por lo que deberíamos expresar Hakarat HaTovv a HaKadosh Baruj Hu. Recordemos también que hay dos shuls en Dubai.  

Recordemos, Israel tiene 6.806.000 judíos viviendo en él. Este es el 45,3% de la población judía del mundo más que cualquier otro país del mundo. Estados Unidos tiene 5.700.000 judíos viviendo en él. Este es el 38,8% de la población judía del mundo. Debemos estar continuamente preocupados y rezar por Shalom en todo el mundo, y tener una kavaná (intención) especial cuando decimos: “Vetov b’aineja levarej et amó Israel, bejol et, uvjhol sha’ah bishlomeja y oseh Shalom bimromav hu yaaseh Shalom aleinu v ‘ al kol Israel – v’imrú Amén”.

(5tjt.com)

Noticias Relacionadas