728 x 90

Límites adelante

Límites adelante

Sivan Rahav Meir

17 de agosto de 2020

¿Será que en la vida estamos supuestos solamente seguir la corriente o debemos también florecer? ¿Hacer sólo aquello que nos plazca o ponernos límites?  

La Porción de esta semana empieza con la siguiente obligación: “Deberás designar jueces y policías en todas las puertas de tus ciudades”. Nuestros comentaristas explican que la intención no es sólo el designar jueces y policías, sino que se trata también sobre la auto supervisión personal del individuo. Es responsabilidad del ser humano poner jueces y policías en todas “las puertas” del cuerpo-en la boca, los ojos y los oídos.  

O sea, prestar atención inmediata a aquello que dice, escucha y ve. No permitir que todo lo que ocurre afuera entre a su mente a través de los ojos y los oídos y no dejar que cualquier palabra salga de su boca. Este es un llamado a vivir la vida en la cual, no hacemos lo que nos da la gana, sino que ponemos límites de autocontrol y moderación.  

El Rav Abraham Weinberg, fundador de la Jasidut de Slonim dijo a sus alumnos, en relación a ello esta frase contundente: “El día en que el hombre no haya hecho algo en contra de su voluntad, no es considerado como un día en su vida”.

Noticias Relacionadas