728 x 90

Hacer lo que es obvio

Hacer lo que es obvio

Sivan Rahav Meir

28 de agosto de 2020

La parashá Ki Tetsé es la porción de la semana en la cual encontramos la mayor cantidad de Mitzvot en toda la Torá:74 Mitzvot. Pongamos nuestra atención en tres de ellas, las cuales realmente, en general no les damos la debida importancia. 

“Cuando construyas una casa nueva, hazle una protección a tu terraza”. Cuando inauguramos una casa acostumbramos a fijar la Mezuzá, no una baranda. No estamos acostumbrados a seguir las normas básicas de seguridad como si fuesen Mitzvot, pero el poner una baranda, poner barrotes en las ventanas, chequear el aire en las llantas de nuestros carros o ponernos el cinturón de seguridad -todas estas cosas no son consejos nada más, sino que son Mitzvot sagradas-. 

El Rambam (Rabi Moshé ben Maimón) explica que a través de la Mitzvá de poner una baranda aprendemos a tener el cuidado con cada cosa que es de nuestro dominio y que pudiera causar algún daño, D-s no lo quiera”. 

“No te hagas el desentendido”. La Torá habla en detalles de cuán importante es regresar algo perdido a sus dueños, al punto de que si encontramos un bulto abandonado simplemente no podremos ignorarlo. Si hemos visto un celular tirado o un bolso o cartera que han sido olvidados en algún lugar, nos es prohibido perderlo de vista. No podemos ignorarlo. 

“No retengas la paga del menesteroso o del asalariado indigente, ya sea hermano tuyo o un prosélito… deberás pagarle su salario en su día”. Negar el salario no es algo moderno. Es una vieja lucha, de allí el deber de pagarle al hombre el salario al día por el trabajo hecho y no de poco a poco hasta la eternidad. 

Poner una baranda, devolver lo perdido a su dueño, pagar el salario. Cuan simple es esto, pero no tan obvio.

Noticias Relacionadas