728 x 90

TikTok: “Tolerancia cero” para el antisemitismo

TikTok: “Tolerancia cero” para el antisemitismo

Jackson Richman

1 de septiembre de 2020

El servicio de redes sociales para compartir videos TikTok ha expresado que tiene “una postura de tolerancia cero” en las cuentas vinculadas al antisemitismo y otras formas de intolerancia.

“Tenemos una postura de tolerancia cero con los grupos de odio organizados y aquellos asociados con ellos, como las cuentas que se difunden o están vinculadas a la supremacía blanca o el nacionalismo, la supremacía masculina, el antisemitismo y otras ideologías basadas en el odio”, dijo la compañía en un blog posteado el 20 de agosto.

“Además, eliminamos el acoso racial y la negación de tragedias violentas, como el Holocausto y la esclavitud”, continuó TikTok. “También podemos tener en cuenta el comportamiento fuera de la plataforma al establecer nuestras políticas, como una cuenta que pertenece al líder de un grupo de odio conocido, para proteger a las personas contra daños”.

La publicación del blog se publicó seis días antes de que el museo del antiguo campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz calificara una  tendencia en TikTok en la que los jóvenes se presentan a sí mismos como víctimas del Holocausto como “hirientes y ofensivos”.

En una declaración a JNS el jueves, un portavoz de TikTok dijo que la plataforma “bloqueó el #holocaustchallenge a principios de esta semana para disuadir a las personas de participar. No toleramos contenido como éste y estamos redirigiendo las búsquedas a nuestros  Lineamientos de la comunidad  para educar más a los usuarios sobre nuestras políticas y la comunidad inclusiva y de apoyo que estamos trabajando para fomentar en TikTok”.

El lunes, apareció un video de TikTok del segundo teniente del ejército de los EE. UU. Nathan Freihofer, un influencer en el servicio de redes sociales para compartir videos con casi 3 millones de seguidores, haciendo una broma sobre el Holocausto.

“¿Cuál es el personaje Pokémon favorito de una persona judía?” pregunta Freihofer, seguido de una carcajada.

“Ash”, responde, refiriéndose a Ash Ketchum, el protagonista del anime, y los restos de judíos que fueron gaseados e incinerados durante el Holocausto en campos de concentración y muerte.

“Si te ofendes, lárgate porque es una broma”, agrega Freihofer.

El analista de investigación senior del Proyecto Counter Extremism, Josh Lipowsky, dijo a JNS que, si bien las empresas de redes sociales como TikTok han estado tomando medidas para combatir el fanatismo, es necesario hacer más.

Dijo que las “políticas integrales y específicas de discurso de odio… son un paso en la dirección correcta para las redes sociales”, ya que “Twitter, Facebook y otras plataformas también han instituido políticas que prohíben el discurso de odio y los símbolos basados ​​en la raza, la religión y el sexo y otros criterios protegidos”.

“Todas estas políticas son excelentes en el papel, pero necesitamos ver a las empresas de tecnología imponiéndolas de manera proactiva para proteger a sus usuarios”, enfatizó. “TikTok y otras compañías de redes sociales tienen que hacer más que simplemente hablar de labios para afuera para combatir el extremismo en sus plataformas. Necesitan hacer cumplir sus políticas de manera rápida y uniforme para protegerse contra el abuso de sus plataformas. Se trata de plataformas privadas y las empresas que las poseen tienen la responsabilidad ante el público de garantizar que los extremistas no abusen de sus sitios.

Lipowsky dijo que “algunos pueden argumentar que se trata de una infracción de la libertad de expresión, pero el hecho es que se trata de empresas privadas que tienen todo el derecho legal a limitar la forma en que se utilizan sus servicios”.

Además, agregó, “tienen la responsabilidad moral de garantizar que sus plataformas no sean subvertidas para la promulgación de discursos de odio. Si los extremistas manipulan estos servicios para convertirlos en plataformas para el odio y el reclutamiento de ideologías extremistas, las empresas de tecnología son en última instancia responsables de esas consecuencias”.

(JNS. Jewish Press)

Noticias Relacionadas