728 x 90

Elul también está en el campo

Elul también está en el campo

Sivan Rahav Meir 

8 de setiembre de 2020

Itzjak Moshé era un fanático de Macabi Haifa. Hace 15 años atrás fue al estadio de futbol en Kiriat Eliezer y entró a tres partidos sin pagar los boletos de entrada. Pasó cierto tiempo, Itzjak se casó, se volvió padre y hoy en día es empleado en la compañía Tnuva. 

Últimamente participó de una clase de Torá sobre el tema de usurpar y robar y al recordar cómo había actuado años atrás decidió reparar lo hecho.  

El periódico “Yediot Hajronot”, publicó que Itzjak llamó por teléfono a Macabi Haifa y a pesar de que ellos rechazaron su solicitud de reparar lo que había hecho, él no descansó. Envió a las oficinas de la agrupación deportiva un cheque por el valor de 200 shekel y explicó: “Esta es una reparación importante para mí. Mi conciencia me atormentaba. Mi finalidad con la publicación de lo ocurrido es la de dar un ejemplo a los jóvenes, para que no se sientan tentados a cometer actos como el robo”. Macabi Haifa agradeció a Itzjak y donó el dinero a la fundación Variety. 

Todo año, al acercarnos al mes de Elul, historias como esta son publicadas, sobre personas que hacen una evaluación de sus actos, inclusive sobre hechos podríamos decir que ha pasado demasiado tiempo o que son muy pequeños.  

En la porción de la semana está escrito: “Y retornarás hacia Hashem -tu Elokim- y obedecerás Su voz -harás todo lo que te ordeno hoy- tú y tus hijos con todo tu corazón y tu alma”. 

Teshuvá es una palabra “grande” que a menudo inclusive asusta. Hay aquellos que tienen éxito en desmenuzarla en detalles, en pequeños hechos a reparar.

Noticias Relacionadas