728 x 90

La gran controversia de los toques del shofar de 2020

La gran controversia de los toques del shofar de 2020

Rabino Yair Hoffman

18 de septiembre de 2020

Foto: Haciendo sonar un shofar

Quizás en cien años se conocerá como “la Gran Controversia del Toque del Shofar de la era COVID”. En este Rosh HaShaná, hay muchos shuls que cortarán las ráfagas a un mínimo de treinta. Otros lo están manteniendo a los clásicos cien toques. ¿Cuál es el razonamiento detrás de la controversia?

Por supuesto, no hay duda de que cuando existe un peligro debemos modificar lo que hacemos para minimizar la propagación del COVID-19. Es la opinión de este autor que los minyanim exteriores son mucho, mucho preferibles a los minyanim interiores. Las tasas de infección de reuniones al aire libre sin máscaras y el distanciamiento social se probaron ser 1/19  de la tasa de reuniones interiores.

Pero vayamos a los problemas.

Madre de Sisreh

El Tur en Orej Jaim Siman 592 cita la vista del Aruj de que realizamos 100 toques de Shofar para contrarrestar los 100 lamentos de la madre de Sisreh discutidos en Shoftim 5 cuando él no regresa a casa después de que Yael le rompió la cabeza con una estaca. Necesitamos méritos para contrarrestar cualquier posible cargo contra la nación de Israel. Las tekihot adicionales se consideran un mérito de nuestro amor por la Mitzvá (ver Rashi, Rosh haShaná 16b) o como un medio para confundir a Satanás (ver Tosfos ibid citando el Aruch y Yerushalmi). El requisito de la Torá es que realicemos 9 toques de Shofar, pero sin lugar a dudas sobre lo que son exactamente, realizamos 30 tekihot.

La opinión de 30

Los rabinos contemporáneos que dicen “sólo haz treinta tekihot” opinan que la obligación rabínica es sólo para treinta toques de Shofar. Las tekihot adicionales que hacemos en el rezo son sólo un mero minhag o costumbre que podría eliminarse, cuando sea necesario.

Esto puede verse en la implicación de las palabras resaltadas a continuación en la última Mishná en Rosh HaShana.

El orden de los toques del shofar es: tres series de tres. La longitud de una tekiah es igual a tres teruahs, y la longitud de un teruah es igual a tres yevavot. Si uno alargó la primera tekiah para que se conectara a la segunda, cuenta sólo como una. Aquel que ya ha dicho el Mussaf shmoneh esreh (Amidá) y luego se le da un shofar, suena un tekiah teruah tekiah tres veces. Así como el shlíaj tzibur está obligado, también lo está cada individuo.  Rabban Gamaliel dice: el shlíaj tzibur hace que toda la congregación cumpla con su obligación.

La opinión de 100

Los rabinos contemporáneos que dicen que no deberíamos cambiar los cien toques son de la opinión de que en realidad hubo dos promulgaciones de los sabios sobre cómo tocar el Shofar. Hubo una promulgación para los feligreses solteros (por soltero, queremos decir sin un minián) y hubo una promulgación diferente para un Tzibur. La segunda promulgación creó la obligación de realizar sesenta toques, no 30. [Todos estarían de acuerdo en que la obligación rabínica no es más de 70 tekihot].

No diferente a las cuatro copas de vino

Esta segunda postura de promulgaciones no fue diferente a la promulgación de las cuatro copas de vino en la Hagadá. En otras palabras, al igual que uno no cumple con la Mitzvá de las cuatro copas de vino cuando no se consumen en los lugares específicos en que deben consumirse en la Hagaddah, así también se deben tocar los toques del Shofar en los lugares específicos de Maljiot. Zijronot y Shofrot en el rezo de Mussaf.

La Mishná en el cuarto capítulo de Rosh haShaná dice lo siguiente:

El orden de las bendiciones en la Amidá de  Musaf de Rosh Hashaná: Él dice

  1. “Avot”,
  2. “Gvurot” y
  3. “Kedushat Hashem” e incluye maljiot y no toca el shofar.
  4. El kedushat hayom y toca el shofar,
  5. Los psukim de Zijronot y toca el shofar, y el
  6. Los psukim de Shofrot y toca el shofar.
  7. Luego dice la bendición de Avodá y
  8. modim y
  9. los birjat kohanim: éstas son las palabras del rabino Yohanan ben Nuri.

Rabí Akiva le dijo: si no toca el shofar para los psukim de maljiot, ¿por qué debería decirlos? Más bien dice:

  1. “Avot”,
  2. “Gvurot” y el
  3. “Kedushat Hashem” e incluye los psukim de malchios con el kdushas hayom y toca el shofar,
  4. Luego dice los psukim de zijronot y sopla, y los psukim de shofrot y sopla.
  5. Luego dice la Avodah y
  6. Modim y
  7. Birchat kohanim.

La diferencia se basa en cómo los rishonim ven todas las guemarot juntos

Hay dos tipos de tekiyot en la Guemarah descritos como tekiyot d’meyushav y tekiyot d’meumad. Uno es el principal y el otro es para confundir a Satanás. ¿Pero cuál es cuál? Nuestra costumbre ahora es que las que siguen inmediatamente a la lectura de la Torá son aquellas en las que cumplimos con las obligaciones de la Torá, mientras que las de Mussaf son aquellas en las que cumplimos las obligaciones rabínicas (o las habituales según otros rabinos contemporáneos). En el pasado era todo lo contrario.

Hay diferentes matices que se encuentran en los Rishonim en cuanto a las implicaciones de todos estas Guemarot juntos. Por ejemplo, el Ramban en los miljamot opina que las berajot se promulgaron después de esos tekiyot y no al revés. Su punto de vista encaja mejor con el último punto de vista que con el primero. Rashi en BaMidbar (10:10) lo entiende como un asmajta (apoyo) que indica una Mitzvá de derabanan, no sólo una costumbre.

Los Ajaronim también indican que lo ven no sólo como un minhag. El responsum del Radbaz (Vol. I # 347) indica que es una obligación rabínica completa en la sinagoga. Rav Yaakov Emden incluso escribe que es positivo que el propio Moshé Rabeinu sopló cien toques de Shofar.

Hay líquido en aerosol que sale del shofar

Se ha demostrado científicamente que, de hecho, hay partículas líquidas que salen del otro extremo del shofar. Sabemos que los epidemiólogos tienen 3 términos diferentes cuando estudian enfermedades: hay “r”, hay “k” y está la tasa de mortalidad. Ellos definen “r” como cuántas personas, en promedio, contraen la enfermedad de cada persona que fue diagnosticada. Ese número para COVID-19, hasta hace unos meses era 3. La mortalidad es el porcentaje de personas que realmente mueren a causa de la enfermedad (numerador) dividido por el número total de personas que tienen la enfermedad (denominador). Este es un número difícil de calcular porque realmente no tenemos un denominador exacto y probablemente nunca lo tuvimos. Además, ahora sabemos cómo tratarlo mejor, por lo que ese número está disminuyendo. El término clave aquí es “k”, que se define como la cantidad de personas que tenían el virus y que se lo transmitieron al 80% de las personas que lo contrajeron más tarde. Este término “k” nos ayuda a identificar los “super esparcidores”. Este número se ha identificado en 0.10 o diez por ciento.

Diferentes teorías sobre quiénes son los superdispensadores

Pero, ¿quiénes son estos “k”? Parece haber cuatro teorías predominantes:

  • La teoría A es que son principalmente las personas que entran en contacto con más personas.
  • La teoría B es que son principalmente aquellas personas que tienen una tendencia a invadir nuestro espacio personal más que otras.
  • La teoría C es que son los “habladores mojados” que tienen un poquito más de líquido en su discurso de lo que generalmente nos gustaría encontrar.
  • La teoría D es que son una especie de combinación no descubierta hasta ahora de los tres anteriores o algún otro factor aún no descubierto.

Independientemente, parece bastante claro que las explosiones del shofar emitidas por un esparcidor de COVID-10 podrían ser peligrosas. Se han sugerido diferentes enfoques y combinaciones de los mismos:

  • Toque el shofar afuera.
  • Asegúrese de que el Baal Tokea tenga anticuerpos.
  • Sopla el shofar a la ventana
  • Cualquier persona que se encuentre a 20 pies del tocador del shofar debe, incondicionalmente, usar una máscara.
  • Cubre el shofar con su propia máscara improvisada

Algunos han sugerido que sólo hagamos treinta tekihot. Otros dicen que deberíamos mantenerlo a setenta toques para minimizar la exposición. La opinión personal de este autor es que el punto de vista de que había dos takanot es el más ajustado a la halajá y que debemos continuar con el minhag de soplar los 100 y adoptar algunos de los enfoques sugeridos directamente anteriormente. Cada persona, por supuesto, debe seguir las instrucciones de su propio Rav o Posek, quien consultará con un experto médico.

Sin embargo, es importante recordar a lo largo de toda esta discusión, tener en cuenta lo que el shofar nos recuerda: El Rambam escribe que el shofar nos dice:

“¡Despierta de tu sueño, durmiente! Piense en sus hechos. Recuerda a Hashem y regresa a Él en Teshuvá. No seas como aquellos que extrañan todo lo que es real e importante y, en cambio, persiguen cosas que son solo una sombra. No pierdas tus años persiguiendo cosas vanas que no te ayudarán. Miren sus almas y consideren sus acciones “.

Este año, la combinación de COVID con el shofar ciertamente realza el mensaje del Rambam.

La Guemarah nos dice que cualquier año en el que no se toque el Shofar termina siendo un año calamitoso. ¿Qué pasa con Shabat entonces? El rabino Aharon Kotler explica que el mérito de la observancia de Shabat, al haber renunciado al elemento que silenciará a Satanás, servirá para silenciarlo.

La Gemarah nos dice que un conjunto de toques de Shofar es para cumplir con la Mitzvá, mientras que el otro conjunto de toques de Shofar es para confundir a Satanás. Rashi explica que Satanás no podrá procesarnos cuando nos vea realizar con amor la Mitzvá de Hashem nuevamente.

Tosfot explica que Satanás tiene miedo de perder su trabajo, pensando que este toque de shofar es el que saluda la llegada de la era mesiánica. Uno podría preguntarse cómo es que Satanás puede confundirse y confundirse tan fácilmente. El Taamei haMinhagim explica que Satanás está preocupado porque el pueblo judío no sólo está haciendo Teshuvá. Le preocupa que estén haciendo Teshuvá m”Ahavah – arrepentimiento por amor a Hashem. Cuando eso sucede, todos los Aveirot que realizaba el pueblo judío se convierten en mitzvot. Eso es lo que le preocupa y confunde.

Tomemos esto en serio y tratemos de realizar una verdadera Teshuvá m’Ahava este año.

(5tjt.com)

Noticias Relacionadas