728 x 90

Comprometerse con algo chico

Comprometerse con algo chico

Sivan Rahav Meir 

22 de setiembre de 2020

En una época en la cual todo parece incierto, he aquí un pequeño consejo para recobrar la estabilidad: Durante los diez días de Teshuvá (contrición) entre Rosh HaShaná y Yom Kipur, es costumbre que tomemos un nuevo compromiso con el fin de mejorar alguna área de nuestras vidas -y perseverar en ello-. Puede ser el comprometerse con algo pequeño y positivo: Decidir sobre algo relacionado a nosotros mismos, a nuestra familia, la comunidad, la Tzedaká (caridad), navegar en el internet, a la oración, al estudio, etc.

De esta manera nos aseguramos de que todas las promesas que hemos hecho y los pensamientos que hemos tenido al principio del año no desaparezcan. Algo pequeño se quedará y continuará a acompañarnos. 

Hay comentaristas que explican que asumir un nuevo compromiso en el nuevo año es como comprarse una nueva vestimenta -una vestimenta para el alma, no para el cuerpo-.  

El compromiso debe ser modesto y realizable, no algo demasiado elevado. El Rav Elimelej Biderman contó que cierta vez un estudiante se acercó, al principio del año, a su rabino y le preguntó cuál compromiso debería asumir. El rabino le contestó: “Piensa, reflexiona y escoge algo fácil, algo que estás seguro podrás cumplir durante el año entero. Después de cierto tiempo el estudiante regresó a su rabino con una respuesta y el rabino contestó: ahora divide este compromiso en dos y asume sobre ti mismo solo la mitad de él para que estés seguro de cumplirlo a cabalidad. 

Shaná Tová. Que tengas en este año buenos compromisos.

Noticias Relacionadas