728 x 90

“Por qué no hicimos esto antes es la única pregunta”

“Por qué no hicimos esto antes es la única pregunta”

25 de septiembre de 2020

Foto: Abdulla bin Touq Al Marri, ministro de Economía de los EAU (Foto: WAM)

El ministro de Economía de los Emiratos Arabes Unidos, Abdulla bin Touq al-Marri, habló con Globes recientemente sobre el acuerdo de paz y la cooperación comercial resultante entre Israel y los EAU.

“El sentimiento en el gobierno y entre la gente es maravilloso”, dice. “Este es un momento verdaderamente histórico y estimulante. Es un acuerdo muy importante para los dos países, Israel y los Emiratos, para la región y para el mundo entero, en lo que representa, llevar a la cima del orden de prioridades un objetivo humano común: el bienestar de las personas, y dando esperanza para su futuro y para las generaciones venideras”.

“Hay tantas áreas comunes y complementarias que la pregunta que surge es, ¿por qué esto no sucedió antes? La búsqueda de la innovación tecnológica que mejore la vida humana, el emprendimiento, el fomento del progreso, la carrera por encontrar mejores soluciones a problemas que en muchos casos son similares, como el agua, la energía, etc. La convergencia de intereses y objetivos y la atmósfera internacional ahora han madurado, y agradezco a Di-s por eso y por los líderes que pudieron hacer avanzar esta paz positiva”.

“Yo mismo he conocido a empresarios israelíes en las últimas semanas y la relación fue inmediata. Fueron de los que hicieron negocios con nosotros incluso antes del anuncio del acuerdo, pero después, la sensación de cercanía es mayor. Me mostraron fotos de Tel Aviv y me invitaron a visitar. Y de nuestro lado, se puede ver una avalancha de comentarios positivos en las redes sociales, y se están formando conexiones entre emiratíes e israelíes de una manera completamente natural. Esto brinda un excelente ambiente para el desarrollo de vínculos comerciales y económicos. Los EAU son por naturaleza un país hospitalario que da la bienvenida a personas de todo el mundo, y la recepción que damos a los israelíes es parte de eso. La política gubernamental también es de apertura, tanto a nivel humano internacional como a nivel comercial y económico. Organizamos conferencias y eventos deportivos internacionales. Estamos abiertos al mundo, y ahora también estamos abiertos a Israel y a los israelíes”.

“Somos de culturas similares, personas de la misma región y compartimos características como la curiosidad por el mundo que nos rodea, el amor por viajar y ver el mundo. Esperamos una ola de turistas israelíes y puede esperar muchos visitantes de los Emiratos. Somos dos pueblos con ganas de aprender, inventar y desarrollar iniciativas individuales y públicas, por lo que la unión es evidente”.

Bin Touq insinuó la posibilidad de que no sólo Israel y los Emiratos Arabes Unidos formen vínculos comerciales, sino que los dos países puedan cooperar en otras regiones del mundo, especialmente en los países árabes del norte de África. “La triple cooperación va más allá de nuestra región y podría promover sustancialmente nuestros proyectos en varios lugares del mundo. Estamos construyendo una infraestructura considerable y otros proyectos junto con los EE. UU. En África, en varios países del norte y el centro del continente. Estamos abiertos a que empresas israelíes se unan a estos proyectos. Las tecnologías israelíes tienen mucho que ofrecer en las áreas en las que estamos involucrados. Y esto no sólo expande el negocio, sino que también se vincula con asuntos geopolíticos estratégicos”.

Globes preguntó a Bin Touq qué tipo de negocios se pueden realizar entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos y él respondió: “La respuesta corta son tecnologías innovadoras, por ejemplo, tecnología agrícola. Israel es conocido como un pionero mundial en esta área, particularmente en condiciones climáticas desérticas como las nuestras. El mundo entero aprende de las tecnologías israelíes y ellos aprenden del mundo, y ahora podemos ampliar el círculo para incluirnos. La industria del agua, por supuesto, está relacionada con eso: el riego, la desalinización, el reciclaje y el uso adecuado de este preciado recurso natural”.

“Otro campo importante es la salud, y no es casualidad que se firmaran los primeros acuerdos de colaboración en este campo, en cuanto a la batalla contra el coronavirus, pero no sólo eso. De nuestro lado, hay un tremendo desarrollo en ese frente, en la investigación aplicada. El coronavirus ha presentado un desafío para la humanidad que requiere la unión de fuerzas para combatirlo, como lo están haciendo ahora empresas de nuestros dos países. Lo mismo ocurre con la energía solar, que es especialmente eficaz en nuestra región. Creemos que el acuerdo dará lugar a una gran cantidad de acuerdos comerciales, ventas e inversiones entre los dos países y entre empresarios y empresas”.

“Estamos preparando una valoración del grado de crecimiento de los lazos comerciales y económicos que traerá este acuerdo. A primera vista, conducirá a un aumento sustancial del crecimiento y generará miles, si no decenas de miles, de puestos de trabajo en los dos países”.

Bin Touq terminó la entrevista, realizada justo antes de Rosh Hashaná, diciendo: “Me gustaría terminar la entrevista con un saludo en hebreo: ‘Shaná Tová V’Jag Saméaj'”.

Noticias Relacionadas