728 x 90

No es sólo sobre nosotros

No es sólo sobre nosotros

Sivan Rahav Meir 

7 de octubre de 2020

“No predico lecciones de moral a los otros” así empezó ayer, el Admur de Sanz su discurso, sobre la fiesta (de Sucot), el cual fue retransmitido al público, en medio del aislamiento. “Todo aquel que reflexiona, entiende que nos encontramos en el momento más alto de la pandemia que perdura ya por largos meses y de la cual, con su paso, hemos pagado un precio muy alto en almas, cada una de ellas representando un mundo entero que se ha ido”. 

Luego de estas palabras de introducción el Admur, el cual está en proceso de recuperación por estar enfermo a causa del coronavirus, nos sugirió una dirección de reflexión: “Estamos obligados a mantenernos aislados. No tenemos la posibilidad de juntarnos, congregarnos, de estar en las sinagogas ni en para compartir las alegrías. Debemos mantener la distancia, así que cada uno debe cuidarse lo más posible”.  

‘Y cuidaron mucho de sus almas’. Pero también debemos reflexionar. ¿Quizás todo este aislamiento es el resultado de la separación y disentimiento que hay entre nosotros y nos hace falta mirar al otro con buenos ojos y buscar la paz con nuestro prójimo?  

Cada uno piensa sólo en sí mismo, en sus amigos cercanos o sobre su comunidad o su grupo jasídico -e ignora al resto de Israel-. En vez de ver lo bueno y juzgar de manera benevolente, fallamos al hablar mal y en bochinchear; por esto pagamos el precio quid pro quo: ¿Quieres sólo pensar en ti mismo? Siendo así, ahora quedaras aislado, solo. 

La fiesta de Sucot es momento de reunión, de unidad, de paz. Debemos fortalecernos en Ahavat Israel (amar a nuestro prójimo) y en propagar la paz entre el hombre y los demás.

Noticias Relacionadas