728 x 90

Suplemento con contenido antisemita en El Nuevo Herald

Suplemento con contenido antisemita en El Nuevo Herald

8 de octubre de 2020

La publicación de un encarte (suplemento comercial pago) titulado “Libre” a mediados del mes de septiembre determinó que The MacClatchy Company, la empresa propietaria de los medios The Miami Herald y El Nuevo Herald, informara que la editora gerente de El Nuevo Herald -la publicación en español-, Nancy San Martin, había renunciado; y que Aminda Marqués González, editora ejecutiva y editora de The Miami Herald y El Nuevo Herald, había dejado de ocuparse de las editoriales.

En la edición del viernes anterior a Rosh Hashaná de El Nuevo Herald se incluyó, como venía haciéndose desde hacía meses, el suplemento “Libre”, incluyendo una columna firmada por Roberto Luque Escalona titulada “¿Qué tipo de personas son estos judíos?”, en la que escribió: “Siempre están hablando del Holocausto, pero ¿ya se han olvidado de la Kristallnacht, cuando los matones nazis arrasaron las tiendas judías en toda Alemania? También lo hacen el BLM y el antifa, sólo que los nazis no robaron; sólo destruyeron”. BLM son las iniciales del movimiento internacional Black Lives Matter, que puede traducirse como “Las vidas de los negros son importantes”, iniciado en el 2013 y que ha tomado reconocimiento por sus manifestaciones después de la muerte de numerosos afroamericanos por acciones policiales.

Antifa por su parte es un movimiento estadounidense, ideológicamente similar, en cierta medida, a la agrupación alemana de izquierda Antifaschistiche Aktion (Acción Antifascista) que propugna cambios sociales por medio de la acción directa.

Esa nota generó quejas por parte de una importante cantidad de lectores del diario en español de Miami considerando el tipo de comparaciones que realizaba como de neto corte antisemita.

Días después de la publicación Nancy San Martin y Aminda Marqués González publicaron un comunicado explicando lo ocurrido que, según lo publicado por Jewish Press el pasado 17 de septiembre, decía: “Lamentamos profundamente que los comentarios incendiarios, racistas y antisemitas hayan llegado a nuestros suscriptores de El Nuevo Herald a través de LIBRE, una publicación en español que le pagó a nuestra empresa para que imprimiera el producto y lo insertara en nuestra edición impresa como suplemento semanal” “El hecho de que nadie en el liderazgo, empezando por nosotros, haya leído este prospecto publicitario hasta que un lector sacó a la luz este problema es preocupante. Es una de una serie de fallas internas que estamos investigando para evitar que vuelva a ocurrir”.

Por su parte JTA, al comentar lo ocurrido, informó que Demetrio Pérez Jr., responsable de Libre “se declaró culpable y fue sentenciado en 2001 a arresto domiciliario y libertad condicional por defraudar a inquilinos de edad avanzada en viviendas de bajos ingresos”.

Evidentemente las explicaciones brindadas par Nancy San Martin y Aminda Marqués González no resultaron convincentes para los propietarios de The Miami Herald y El Nuevo Herald, y a fines de septiembre se produjeron los cambios mencionados en las redacciones de ambos medios periodísticos.

Noticias Relacionadas