728 x 90

Empezamos desde el principio

Empezamos desde el principio

Sivan Rahav Meir

9 de octubre de 2020

Sin bailes, sin hakafot (las vueltas que damos alrededor del pulpito donde se lee la Torá), sin niños que corren por todo lado, pero con dos palabras que este año, en esta festividad de Simjá Tora lo dicen todo: Empezamos desde el principio. El mundo se volteó de cabeza para abajo pero el pulso semanal no ha parado.  

Mañana en la mañana terminamos de leer toda la Torá e inmediatamente volvemos a empezar desde el principio. Al final del libro de Devarim (Deuteronomio) Moshé Rabeinu bendice a las doce tribus y en seguida D-s vuelve a crear al mundo y el Hombre. 

Este año, por primera vez, hemos leído partes de la porción semanal solos, en la sala de nuestros hogares, en minianim (servicios religiosos) llevados a cabo en patios y a veces también en cuarentena o en aislamiento.  

Las palabras transcendentes- “La Torah que Moshé nos ha ordenado es la herencia de la congregación de Yaacov”- serán leídas mañana en la Torá desde los parques de juegos, las aceras, en áreas protegidas del sol.  

El mundo judaico recibió un golpe muy fuerte. A nivel de salud, de la economía y a nivel espiritual. Nuestros hermanos en las comunidades judías en México y Panamá no han escuchado la lectura de la Torá en público desde hace meses. Nuestros hermanos en Francia y Londres enterraron a cientos de miembros de sus comunidades e inclusive les fue prohibido participar en los entierros.  

La vida comunitaria es la base del judaísmo y de repente ésta fue prohibida. Así que este año hemos aprendido que la añoranza por aquello que alguna vez tuvimos es importante. Pero la historia judía es mucho más grande que el coronavirus. La pandemia es temporal y nuestra historia es eterna. La pandemia desaparecerá (ojalá que sea pronto) y esta historia que nosotros leemos, semana tras semana, de generación en generación, seguiremos escribiendo juntos nuevos capítulos. 

¡Jag Saméaj!

Noticias Relacionadas