728 x 90

Bendición para todo el mundo

Bendición para todo el mundo

Sivan Rahav-Meir

31 de octubre de 2020

En la parashá de esta semana, nuestro patriarca Avraham recibe una promesa “y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”. Las dificultades cotidianas nos hacen olvidar nuestro desafío de ser una bendición para todos. Respecto a esto, hay que recordar dos cosas:

Estos días se ha anunciado quiénes son los ganadores del Premio Nobel de este año. Al menos tres judíos aparecen en la lista: Louise Glick ganó el Premio Nobel de Literatura, Roger Penrose el de Física y Paul Milgrom el de Economía. Se han otorgado más de 900 premios Nobel y entre ellos, más de 200 los han ganado judíos. Los judíos constituyen una quinta parte de la población mundial, pero más del 22% de los premios Nobel. Esta no es una afirmación racista de que somos más inteligentes. Estos son simplemente los frutos de miles de años de inversión en espíritu y mente, erudición y alfabetización. El abuelo del abuelo de todos los ganadores debe haberse sentado todos los días a resolver problemas en la Guemará por perseverancia y dedicación, amor por la Torá y curiosidad. Los resultados son descendientes que promueven avances en el mundo y le traen bendiciones, en todos los ámbitos.

El segundo ejemplo son los recientes acuerdos de paz, que incluso se denominan “acuerdos abrahámicos”. En la parashá se le pide a Abraham que entre en Eretz Israel. un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad. Miles de años después, el mundo árabe finalmente reconoce esta conexión y quiere unirse a la historia que estamos construyendo aquí. Tres acuerdos en dos meses: los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y el más emocionante de todos: Sudán. Sin el Covid 19 sólo hablaríamos de eso, día y noche. Es un estado enemigo que elige abandonar Al-Qaeda, Irán y otras abominaciones del mundo y unirse al pequeño estado judío.

Hay mucho por hacer para arreglar el mundo entero, pero estamos en camino.

Noticias Relacionadas