728 x 90

La prueba de que aun eres joven

La prueba de que aun eres joven

Sivan Rahav Meir 

9 de noviembre de 2020

¿Conocen ustedes personas jóvenes que son muy viejas? ¿Y personas muy viejas que son realmente jóvenes? La porción de la semana empieza por recordarnos que nuestra edad biológica, a veces, no es más que un número: “Y fueron los años de Sara cien años y veinte años y siete años, los años que vivió Sarah”.  

¿Por qué la edad de nuestra matriarca Sarah fue escrito de manera tan detallada -cien años, veinte años y siete años-? Nuestros comentaristas de la Torá explican: A la edad de cien era como si ella tuviera veinte y a la edad de veinte era como si ella tuviera siete. Siempre joven, siempre con la sensación de que la vida es como una hoja suave y limpia que aun la espera. 

Los tiempos de corona pueden transformarnos a todos nosotros en algo más viejos. Hacer que perdamos nuestra vitalidad y nuestra esperanza. Rabi Najman de Breslav, líder en el hecho de empezar de nuevo, escribe sobre Sarah nuestra matriarca, lo siguiente: “Esta es la esencia de la perfección, el volver a empezar una y otra vez. Y aun cuando lleguemos a la vejez seremos, frente a nuestros propios ojos, como un bebé que aún no ha empezado a vivir y a servir a D-s y empezaremos a servirLo, bendito sea El. Así fue con Sarah nuestra matriarca. Ya que no importa cuán viejo puede llegar a ser el justo -el aún es un bebé a sus propios ojos-, y por esto continuamente agrega y renueva su servicio a D-s. 

Ojalá.

Noticias Relacionadas