728 x 90

Rezar por ellos

Rezar por ellos

Sivan Rahav Meir

10 de noviembre de 2020

Así escribió el maestro Yoel Spitz:: “Cuando empecé a enseñar, el pensar que tenía la responsabilidad de 32 alumnos sobre mis hombros era algo muy pesado para mí. Como si me hubieran dado a administrar un portafolio de 32 millones de shekel en la Bolsa de Valores. Quería mucho a mis estudiantes, pero el peso de la responsabilidad me asustaba. Pronto encontré la solución de manera natural: hice una lista con los nombres de todos mis alumnos y la coloqué en mi Sidur. Cuando rezaba en él en los días de semana y en Shabat miraba los nombres y rezaba por ellos. Esta costumbre hizo que las cosas fuesen más fáciles para mí. Sentía que el Gran Jefe compartía mi carga, la cual de hecho le pertenecía. 

La semana pasada tuvimos reuniones pedagógicas. Pensamos en cada alumno, enviamos cartas de aliento, nos comunicamos con ellos para saber cómo se encontraban y siento que nosotros, como escuela, hicimos grandes esfuerzos. Aun así, la situación es realmente compleja. Los instrumentos que, en general, tengo a mi disposición como maestro (una conversación agradable en los pasillos, la salida al patio en los recesos, un toque en el hombro durante la clase) simplemente no están. 

Hoy tuve dos clases a través de zoom que fueron muy difíciles. La pantalla se iluminó, pero los alumnos estaban apagados. Era evidente que estaban pasando por una situación difícil a causa del encierro y casi no había alegría en el aprendizaje. Entonces me senté deprimido frente a la pantalla y me dije a mi mismo: ¿Como puedo ayudarlos? ¿Como consigo sacarlos de este momento difícil en la cual se encuentran? Y entonces recordé lo que debo hacer”.

Noticias Relacionadas