728 x 90

¿Debería darle dinero a un mendigo si no sabe si lo necesita o no (por ejemplo, puede tomar el dinero para comprar drogas)?

¿Debería darle dinero a un mendigo si no sabe si lo necesita o no (por ejemplo, puede tomar el dinero para comprar drogas)?

21 de noviembre de 2020 

Foto: Mendigo sin techo.

Rabino Marc D. Angel

La Mitzvá de dar caridad tiene dos objetivos. Uno es brindar asistencia al destinatario. La otra es que el donante desarrolle una personalidad caritativa. Idealmente, ambos objetivos se logran cuando uno da generosamente a una persona realmente necesitada.

Cuando pide fondos un individuo desconocido, una persona caritativa tenderá a donar sin hacer preguntas sobre cómo el destinatario utilizará la caridad.

Cuando pide dinero alguien de carácter dudoso, incluso una persona caritativa puede optar por no donar. ¿Por qué darle el dinero que tanto le costó ganar a alguien que puede ser un estafador, un borracho o un adicto a las drogas?

El dilema se agrava cuando hay tantas solicitudes de mendigos en las calles y el metro. Es natural desconfiar y evitar dar limosna a esas personas.

Debemos dar caridad cuando sentimos que realmente ayudará a los destinatarios y cuando sentimos que nuestra donación nos ayudará en nuestro propio desarrollo moral. En caso de duda, es mejor pecar de ser demasiado caritativo.

*Rabino Marc D. Angel, director del Instituto de Ideas e Ideales Judíos

* * * * *

Rabino Yosef Blau

No hay obligación de dar dinero a un mendigo, ya que muchos mendigos usan el dinero para comprar drogas. No obstante, un judío reconocido como religioso debería dar una pequeña cantidad de dinero como un acto de kidush Hashem.

Cuando un grupo actúa en un tren, aunque una persona no tiene la obligación de pagar por una actuación que no pidió ver, debe hacer una donación incluso si no es obvio que es un judío religioso. No hay razón para suponer que los artistas usarán el dinero para comprar drogas, y es un buen gesto para mostrar su apoyo.

*Rabino Yosef Blau, Mashguíaj Rujaní en el Seminario Teológico Rabino Isaac Elchanan de YU

* * * * *

Rabino Zev Leff

Si su apariencia es la de un judío obviamente religioso, debe dar una pequeña cantidad sólo para hacer un Kidush Hashem o al menos evitar que alguien odie a un judío por no ser benevolente.

Si la persona está realmente necesitada, existe una Mitzvá de dar Tzedaká a los no judíos para generar paz y armonía en el mundo.

Dado que no sabe si este dinero de hecho se destina a una buena causa o fomenta el hábito de las drogas, etc., se debe dar sólo una pequeña cantidad para cumplir con los propósitos mencionados anteriormente.

Hay una historia sobre el encuentro de Nodah B’Yehudah con un joven que estaba vendiendo pan para su padre, un panadero. Un día, le robaron el pan y tuvo miedo de volver a casa y enfrentarse a la ira de su padre. Al enterarse de estos detalles del niño que lloraba, Nodah B’Yehudah le dio el dinero que habría ganado vendiendo todo el pan, lo que le permitió irse a casa.

Años más tarde, en el último día de Pésaj, este muchacho -ahora un noble- llegó a Nodah B’Yehudah y le informó que su padre y otros panaderos locales sabían que los judíos compran su pan después de Pésaj en panaderías no judías y planearon envenenar el pan para exterminar a la población judía local.

El Nodah B’Yehudah decidió anunciar a la comunidad judía que se había cometido un error en el calendario y que el día siguiente era en realidad el último día de Pésaj y nadie debería comer Jametz durante otros dos días. Esto le dio tiempo a Nodah B’Yehudah para exponer el complot y alertar a las autoridades.

Aprendemos de esta historia cómo ayudar incluso a un no judío puede tener consecuencias de gran alcance.

(A menudo me pregunto qué pasaría hoy si un rabino hiciera tal anuncio. ¿Cuántas personas optarían por seguir el calendario y asumirían que el rabino se equivocó…?)

*Rabino Zev Leff, rab de Moshav Matisyahu,
conferencista y educador popular

* * * * *

Rab Itzjak Schojet

El cumplimiento de la Mitzvá de Tzedaká no requiere intención. Por lo tanto, si uno deja caer un billete de $ 5 en la calle y un pobre lo recoge, se ha cumplido la Mitzvá de Tzedaká.

Con ese fin, se puede argumentar que no me preocupa no saber qué hará un mendigo con el dinero que le doy. Además, dado que un adicto a menudo comete actos inmorales para alimentar su adicción, darle dinero podría ayudar a evitar que se involucre en tal comportamiento.

El Shulján Aruj dictamina que un posible donante está obligado a verificar la veracidad de un reclamo antes de otorgar fondos de caridad a alguien. La excepción es cuando la persona dice que tiene hambre o expresa otra necesidad específica. En ese caso, el posible donante debe ayudar de inmediato sin verificar que la necesidad sea real.

La solución obvia al problema planteado en esta pregunta es darle a la persona comida, ropa u otras necesidades. De hecho, la Guemará cita la afirmación de la esposa de Mar Ukva de que la Tzedaká de una mujer es mayor que la de su marido. Mientras que un hombre normalmente puede dar dinero, su esposa le proporcionará una comida preparada que se puede disfrutar de inmediato.

*Rab Itzjak Schojet, popular conferencista de Lubavitch, rabino de la sinagoga Mill Hill de Londres

* * * * *

Rab Ben Zion Shafier

Los judíos tienen una comunión única y están obligados a ayudarse y amarse unos a otros. Por lo tanto, tengo la obligación de darle Tzedaká a un judío.

Al mismo tiempo, ciertamente es apropiado sentirse mal por alguien que se encuentra en una situación desesperada, sin importar quién sea. ” Tov Hashem lakol – Hashem es bueno con todos – v’rajamav al kol maasav – y Su misericordia es para todos”.

En términos de la halajá real: a uno sólo se le permite dar Tzedaká a un judío, con ciertas excepciones, una de las cuales es eivah (animosidad). Si no dar Tzedaká a un no judío lleva a eivá, se le permite darle Tzedaká.

Entonces, en este caso, creo que el enfoque más sabio es dar una pequeña cantidad. Mirar hacia otro lado y endurecer su corazón mientras pasa a una persona necesitada en la calle sería perjudicial para su propio carácter, así que, dado que se le permite dar debido a eivah, dé un poco. Y dé una cantidad, digamos un cuarto o dos cuartos, que sea insuficiente para hacer una diferencia significativa si tiene un hábito de drogas.

Rabino Ben Zion Shafier, fundador de The Shmuz

Noticias Relacionadas