728 x 90

Yuval Dayan sobre Shabat, unidad y business

Yuval Dayan sobre Shabat, unidad y business

Sivan Rahav Meir 

La compositora Yuval Dayan participó ayer del Taller “Nifgashot”.  

He aquí alguna de las cosas que compartió con cientos de jóvenes de Israel y del mundo: 

*“Cuando empecé a cuidar Shabat entendí inmediatamente el porqué de no usar el celular, pero no entendí el por qué de no poder tocar guitarra en Shabat. Hoy lo entiendo. A la salida del Shabat, tengo electricidad en los dedos cuando vuelvo a tocar la guitarra.  

La canción de Shabat que me gusta –‘Anhelo a Hashem’, habla de añoranza. Me parece que el añorar es la energía más fuerte que mueve el mundo. En la palabra gaagua (añorar) aparece dos veces la palabra ‘ga’(tocar). Toca y se aparta, se acerca y se aleja. Es así conmigo y la música. En mi opinión, mis melodías más hermosas, han sido escritas a la salida del Shabat.  

Melodías como éstas no pueden ser creadas si tocas y tocas sin parar. Sólo pueden ocurrir cuando nacen a partir de la añoranza, luego de un receso de 25 horas.” 

*“En Meguilat Esther, Hamán le dice a Ajashverosh: ‘Hay un pueblo esparcido entre los pueblos’. Así empieza el decreto de aniquilación, a partir del hecho que estamos débiles y no unidos. En situaciones como esta, Haman puede exterminar, D-s no lo quiera. Desafortunadamente siento lo mismo hoy, en especial en relación con las elecciones. Pero la situación externa es sólo un espejo, sólo un reflejo de la situación que existe en mi alma. Este es un hecho particular en la vida de cada uno de nosotros.  

Si yo sonrío a la vecina que ha tomado mi puesto en el estacionamiento, empiezo un pequeño círculo de luz, que continuará y hará eco hacia afuera. Al final, todo depende de cada uno de nosotros”. 

*”El judaísmo me compone, siento que empecé una jornada sin fin hacia la precisión y el mejoramiento. Es la costumbre decir sobre las personas espirituales que ellos no entienden de business (negocios), en lo que es real en el mundo. Pero en Shabat pensé que esto no es verdad. Las personas espirituales hacen la mejor inversión, cuando invierten en aquello que es eterno y no en algo pasajero”.

Noticias Relacionadas