728 x 90

Ahora es el momento

Ahora es el momento

Sivan Rahav Meir 

Estamos después de Pésaj y de las cuarentenas. Nos hemos prometido a nosotros mismos cambiar muchas cosas en este año, pero las promesas de cambio no son gran cosa cuando todo está cerrado. La gran cosa es implementar lo decidido cuando todo está abierto. Hablemos, por ejemplo, sobre la relación entre el hogar y el mundo afuera. Cuanto nos encariñamos a los Shabatot y la Fiestas que pasamos juntos y cómo celebramos inclusive los días de semanas en los cuales cada miembro de la familia, en vez de correr para todo lado, se quedaba hablando, jugando y compartiendo juntos. Ahora que es permitido salir, ¿sabremos como balancear todo esto? 

Cuánto hemos hablado de la comida casera. Principalmente sobre esto de que no es necesario salir siempre a comer afuera, comidas llenas de conservantes, de aceite y sal. ¿Será que recordaremos esto cuando ya nos es posible salir y comer afuera? 

Otro ejemplo: Los eventos y nuestras celebraciones. Cuántas veces hemos escuchado frases como “nos hemos ahorrado decenas de miles de shekalim e hicimos un bar Miztvah tan autentico y bonito, sin invitar personas que de hecho no hubiéramos querido que vengan, y ellos, por su lado no hubieran querido ser invitados”. O, por ejemplo, “Ojalá que sigamos con bodas pequeñas, sencillas y alegres”. ¿Tendremos el coraje para esto? 

Esta es precisamente la pregunta. Si tendremos el coraje, si nos recordaremos, si cambiaremos. Si simplemente “volvemos a la rutina” o entendemos que no hemos pasado todo este año para volver exactamente a la misma situación. Ahora es el momento y sólo depende de nosotros.  

La fiesta de Pésaj ha terminado. ¿Pero realmente saldremos de la esclavitud hacia la libertad?

Noticias Relacionadas