728 x 90

El cambio en el nombre de Yehoshúa

El cambio en el nombre de Yehoshúa

Zera Shimshon

Antes de que los espías salieran a su misión, Moshé le hizo a su discípulo Yehoshúa un pequeño cambio en su nombre, explicando que eso lo ayudaría a no caer en los planes de los Meraglim, dice la Guemará (Sotah 34b).

¿Por qué motivo a Moshé Rabenu sólo le pareció oportuno dar a su fiel alumno Yehoshúa especial asistencia del Cielo a través del cambio en su nombre, y no proveyó ayuda espiritual al resto de los espías? ¿Cómo es posible que Moshé sólo estaba preocupado acerca del futuro de su discípulo? ¿Acaso él no era el padre de todo el Klal Israel?

El Arizal afirma que cuando los Meraglim partieron hacia Eretz Israel, Hashem les prestó la Neshamá (el alma) de las tribus para vigilarlos. Cada espía estaba imbuido con la Neshamá del progenitor de su tribu. De esta forma sucedió que el espía de la tribu de Rubén estaba “inyectado” -por así decirlo- con la Neshamá del propio Reubén, y así sucesivamente.

La tribu de Levi no envió un representante de su tribu desde el momento que ellos no recibirían una porción de la Tierra; no obstante, ellos sí tenían un espía en el grupo: Yehoshúa bin Nun, de la tribu de Efraim, quien recibió la Neshamá de Levi, habilitando de esta forma al espía de la tribu de Menashé a recibir la Neshamá de Yosef.

Por esta razón, Moshé Rabenu estaba más preocupado por Yehoshúa. No porque él era su alumno, sino porque él estaba “usando” la Neshamá de Levi. Si Yehoshúa pecare durante su estada en Eretz Israel, dejaría una mancha en la Neshamá de Levi y en la del propio Moshé Rabenu -como un descendiente de Levi y el primer miembro de esa tribu-.

Esta serie de acontecimientos significaron que Moshé Rabenu tenía un interés específico en ayudar a asegurar que Yehoshúa bin Nun no tropezara al enfrentarse al desafío de los Meraglim, porque una caída de su alumno hubiera afectado al propio Moshé Rabenu.

Noticias Relacionadas