728 x 90

Eduardo Azar: La generosidad como motor de crecimiento

Eduardo Azar: La generosidad como motor de crecimiento

Organización Menorá con el grupo Jóvenes Judíos por la Paz

llevó a cabo una conferencia con la participación del empresario Eduardo Azar, fundador de la exitosa start up Dlocal.

“Me defino como un fracasador profesional”. Con esa frase, Eduardo Azar, prestigioso empresario y gran colaborador de la comunidad judía, dio por comenzado el encuentro virtual que se llevó a cabo con un grupo de jóvenes de Menorá. “Del fracaso se aprende. La persona que no está dispuesta a tropezar nunca va a lograr el éxito”, prosiguió.

La conferencia tuvo como anfitriones al Rabino Isaac Sacca y a Ari Berim, y consistió en una distendida charla, donde Azar brindó a los jóvenes asistentes una serie de consejos para llevar a cabo una vida empresarial y económica exitosa, basados en su propia experiencia en el mundo de los negocios.

“Siempre le digo a los chicos que hay que soñar en grande”, esbozó Azar con una sonrisa. Y recordó un consejo que recibió en el pasado: “Apunta alto. Quizás no llegues a la cima, pero vas a llegar a la mitad de lo que soñaste, que va a ser un montón”.

El encuentro, que formó parte del programa de liderazgo de Jóvenes Judíos por la Paz, tuvo espacios de diálogo entre Azar y el Rabino Sacca, donde ambas personalidades charlaron acerca de la importancia de la generosidad y la humildad. “Uno debe tener la capacidad de ir y preguntar, bajando la cabeza y asumiendo su ignorancia sobre ciertas cosas”, sostuvo el empresario. “Las grandes obras se hacen con grandes personas, no con grandes ideas”.

Además, dialogaron acerca de la fe. Hicieron hincapié en lo necesaria que es la emuná (fe) para tener éxito. “Pídele a Di’s concretamente qué quieres. Él escucha. Cada vez que emprendes, debes saber que de arriba te están escuchando”, afirmó Azar.

Azar es el fundador de DLocal, una empresa de tecnología financiera, que conecta y ayuda a procesar pagos entre comerciantes globales y mercados emergentes de América Latina, África y Asia. La start up fue fundada por Azar en 2016, y cuatro años después, se convirtió en el primer unicornio uruguayo, empezando a cotizar en el índice Nasdaq de la bolsa de Wall Street a mediados del 2021.

Mas allá de su trayectoria empresarial, Azar es un filántropo y gran colaborador de la comunidad judía global. No solamente materialmente; el empresario se involucra activamente en las cuestiones de la colectividad en Argentina.

En palabras de Rabino Sacca, “En la Torá figura todo lo que expresa Eduardo”. Y resumió los conceptos del encuentro, como quien quiere asegurarse de que todos los asistentes registren con claridad lo que será una gran enseñanza para sus vidas.

1.No tener miedo a caerse, como dice el versículo: “Siete veces se cae el hombre justo y se vuelve a levantar” (Proverbios 24:16). El tropiezo nos permite detectar cuestiones que no hubiéramos notado.

2. Usar la voluntad para levantarse. Trabajar denodadamente.

3. La fe en Di’s. Saber que hay un ser que dirige todo.

4. Tener ganas de ayudar. Al concientizarse con la necesidad del prójimo, la ambición no tiene límites.

Y en este último punto volvieron a coincidir Sacca y Azar. La ambición de las personas generosas nace de su deseo de ayudar, a más personas, en más causas. Eduardo busca crecer para dar. Porque es de esa forma que llega el real éxito: entendiendo que lo propio no es tal, sino que es lo que Di’s nos dio para compartir con el resto de la sociedad. Y eso es lo que más felicidad da al ser humano: ser generoso con el prójimo.

Noticias Relacionadas