728 x 90

Reflexiones del mercado de las cuatro especies

Reflexiones del mercado de las cuatro especies


Sivan Rahav Meir (Desde Israel)

¿Qué fue lo que vi anoche al visitar el mercado de cuatro especies en el pueblo de Kfar Jabad?
Vi una intensa preparación para la fiesta. Cientos de personas buscaban lulav (hojas de palma recogidas en una atadura vertical), hadas (ramas con hojas de mirto), aravá (ramas con hojas del sauce.) y etrog (fruto de un árbol de cidra), con entusiasmo y alegría, al acercarse Sucot. Hacían preguntas, miraban de cerca, estaban indecisos. 
Vi a muchos niños con una chispa en los ojos, porque al final de cuentas, después de todos los gadgets, el etrog es el gadget más emocionante. 
Vi un sentido de misión. Decenas de miles de kits saliendo desde allí para los emisarios de Jabad en Israel y en todo el mundo, hacia innumerables judíos que serán invitados a tomar las cuatro especies y cumplir con la mitzvá. 
Vi sencillez. A medida que avanza la tecnología, el mensaje de Sucot se vuelve más revolucionario: la sucá y las cuatro especies nos “obligan” a salir una vez al año para encontrarnos con la naturaleza, la vegetación, el cielo y la tierra. Tocar, oler, construir, experimentar.
También ustedes están invitados a salir a los mercados de las cuatro especies. ¡Feliz fiesta!

Noticias Relacionadas