728 x 90

Los diputados árabes exigen un consulado independiente abierto en los Estados Unidos y reconocen la capital del “Estado de Palestina” en Jerusalem

Los diputados árabes exigen un consulado independiente abierto en los Estados Unidos y reconocen la capital del “Estado de Palestina” en Jerusalem

Hana Levi Julian

Foto: Copresidente de la Lista Árabe Conjunta MK Ahmad Tibi, 2 de marzo de 2020.

Los miembros de la Knesset árabe israelí han escrito una carta al Secretario de Estado Antony Blinken, exigiendo que Estados Unidos reabra un consulado separado para los ciudadanos de la Autoridad Palestina en el este de Jerusalem, incluso antes de que la Knesset apruebe un presupuesto para el país, y reconozca una capital del “Estado de Palestina” en la capital israelí.

Esto de los legisladores que, como legisladores israelíes, reciben sus salarios muy altos y beneficios completos más una pensión de los contribuyentes israelíes, la gran mayoría de los cuales son judíos.

Los miembros de la facción de la Lista Conjunta Árabe de Israel escribieron en su carta: “El cierre del histórico consulado de los Estados Unidos fue de la mano con la promoción de un proceso de anexión ilegal, apoyando la idea del Gran Israel que controlará para siempre las vidas de millones de Palestinos, mientras rebaja el estatus del pueblo palestino a una oficina dentro de la embajada de Estados Unidos en Israel… Considerar a israelíes y palestinos como iguales significa tener misiones diplomáticas separadas para ambos pueblos, incluido el reconocimiento de Jerusalem Este como la capital del Estado de Palestina”.

Además, los diputados criticaron abiertamente la reciente decisión de Israel, que se produjo como resultado de la presión estadounidense, de implementar “medidas de fomento de la confianza” destinadas a alentar la reanudación de las conversaciones sobre el estatus final con la Autoridad Palestina.

Esas medidas, dijeron los legisladores árabes, “no pueden reemplazar la necesidad de decisiones políticas para garantizar que israelíes y palestinos vivan como iguales, en libertad y seguridad, poniendo fin a la ocupación que comenzó en 1967 a través de dos estados democráticos”.

Si no se avanza en esa dirección, escribieron, “beneficiará a quienes trabajan para perpetuar un insostenible sistema de supremacía judía desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, que contradice los intereses básicos de una paz justa y duradera que la vasta la mayoría de los habitantes de esta región comparten”.

(Jewish Press)

Noticias Relacionadas