728 x 90

Resultados sorprendentes: El papel de la Emunah en la recuperación de COVID

Resultados sorprendentes: El papel de la Emunah en la recuperación de COVID

Ilustrativo. Se erige una Sucá especial para los pacientes con COVID en los patios fuera de las salas de coronavirus en el Hospital Assaf HaRofeh en Rishon L’Tzion. (Portavoz de Assaf HaRofeh)

En un estudio fascinante y único en su tipo realizado en el Centro Médico Emek en la ciudad de Afula, en el norte de Israel, se descubrió que el apoyo religioso-espiritual juega un papel crucial en la lucha contra el COVID.

El estudio se publicó recientemente en una revista científica sobre tratamientos de salud mental y despertó el interés de médicos y terapeutas de todo el mundo.

“Los pacientes durante la primera ola de COVID eran en su mayoría Shomrei Torá y mitzvot que contrajeron el virus en los eventos de Purim”, dijo el Dr. Einat Madar, director de los Servicios Integrados de Medicina Interna y Salud Mental del Centro Médico HaEmek. “Vimos que a medida que Pésaj se acercaba más y más, los pacientes [religiosos] se preocupaban cada vez más de no poder cumplir con Leil HaSéder y las otras Mitzvot del Jag. No celebrar el Jag era un decreto demasiado difícil para los pacientes religiosos. Estaban preocupados por eso y vimos cuánto influía en su estado de ánimo y, en consecuencia, en su condición física”.

“Debe entenderse que muchas pautas de manejo de COVID desde una perspectiva médica se publicaron durante la era del coronavirus, pero al menos al principio, nadie se relacionó con el bienestar de la salud mental de los pacientes, incluido su bienestar espiritual”, continuó el Dr. Madar.

“Como cuidadores que combinan un enfoque único para tratar la mente y el cuerpo, comprendimos la importancia del problema y, por lo tanto, respondimos a la sugerencia del Rav del hospital de realizar un Séder de Pésaj halájico en la sala de coronavirus”.

El Rabino del hospital, el rabino Yosef Itzjak Segal, dijo: “Recuerdo a un paciente de 87 años que no creía que fuera a celebrar un Séder. Cuando vio la mesa del Séder puesta, se sentó a la mesa desde una hora y media antes que el Zeman y su rostro brilló durante toda la noche”.

“Ni siquiera puedo explicar el alcance de la influencia del apoyo espiritual con respecto a las enfermedades y específicamente al COVID, pero dos días después del Séder, el paciente me dijo que se sentía mucho mejor. Posteriormente fue dado de alta del hospital y se recuperó por completo. Le dieron esperanza”.

“Proporcionar las condiciones para que los pacientes practiquen su fe y celebren eventos relacionados con la religión y la mesorah crea felicidad y mejora el bienestar del paciente”, dijo el Dr. Madar. “De acuerdo, las respuestas que recibimos fueron muy conmovedoras. Muchos pacientes nos dijeron después de que su condición mejoró que creen que la atmósfera que logramos crear para los Jaguim fue un punto de inflexión para ellos en la lucha contra el virus. Y realmente vimos que mejoró drásticamente su condición física”.

“Nos sentimos obligados a compartir nuestros hallazgos y escribimos el primer artículo de este tipo en una revista científica que enfatizaba el apoyo religioso-espiritual para los pacientes con COVID. Despertó mucho interés internacional y recibimos muchas consultas”.

Noticias Relacionadas