728 x 90

Los nombres hebreos están de moda

Los nombres hebreos están de moda

Nombres hebreos bíblicos, tanto femeninos como masculinos, están de moda en Holanda, donde muchos padres eligen algunos cortos y con resonancia -como Yael, Levi o Boaz- para sus niños recién nacidos

Así lo repasó un reportaje de la Jewish Telegraphic Agency (JTA), que entrevistó a varios ciudadanos holandeses que prefirieron este tipo de nombres antes que otros “extranjeros o que suenen a inglés”.

Según el informe, una muestra de esta tendencia es Levi, “un nombre que casi nadie recibió” en la década del ’80, indicó el artículo. En cambio, para el 2014 había por lo menos 8.000 Levis en los Países Bajos, y cientos de bebés más recibieron ese nombre cada año siguiente.

Incluso se pusieron de moda nombres muy poco conocidos, como el de Thirza (Tirsa, en español), una de las cinco hijas de Zelofehad, quienes aparecen en un pasaje del Libro de los Números que habla sobre los preparativos de los israelitas a fines del éxodo de Egipto y previo a la entrada a la Tierra Prometida.

El artículo explica que muchas de las familias que eligen este tipo de nombres para sus hijos son religiosas, en especial protestantes, muy afectos a leer los libros del Viejo Testamento.

Pero también se imponen entre los laicos. “Queríamos un nombre serio que tuviera cierto peso para cuando el niño crezca”, le dijo a la JTA Jantine Vonk, una madre de 35 años y madre de Aaron y Thirza.

El reporte afirma que el fenómeno parece ser exclusivamente holandés, ya que muchos de estos nombres, que son tendencia en los Países Bajos, apenas se utilizan en la vecina Bélgica.

Foto: Netanyahu, posiblemente el Benjamín más famoso, después del bíblico (Foto: GPO)

Por ejemplo, el nombre Boaz (del libro de Ruth), “que reciben cientos de bebés holandeses cada año, se le da a menos de veinte recién nacidos en Bélgica anualmente”, precisa la nota, citando registros oficiales.

Si bien es cierto que esta moda en los Países Bajos está marcada por varios nombres no muy utilizados en otras naciones, sí es cierto que hay muchos otros de raíces bíblicas hebreas que son populares desde hace décadas alrededor del mundo.

Noah (Noé) fue el segundo nombre más popular para los bebés varones nacidos el año pasado en Estados Unidos 

En Estados Unidos, según los datos de la oficina federal de la Seguridad Social, el nombre de varón más aplicado a los bebés nacidos en el 2020 fue Liam, pero el segundo fue Noah, como se llama en inglés a Noé, el personaje central de la historia del Diluvio Universal del libro del Génesis.

Luego, en el cuarto lugar aparece Elijah, el venerado profeta Eliahu (o Elías) que los judíos recuerdan en cada Séder de Pésaj desde hace siglos. Y en el séptimo aparece Benjamin, el hijo menor de Yacov y Rahel.

Un poco más al sur, en México, los nombres para los niños están más relacionados con el Nuevo Testamento, pero -según los datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, citados por el diario El Informador– en el 2019 el octavo más usado fue Daniel.

Se trata del nombre, muy popular en todo el mundo desde hace muchas décadas, del autor del libro homónimo de la sección Escritos del Viejo Testamento, venerado también por cristianos y musulmanes.

Siempre hacia el Sur, un reporte del diario Clarín de enero de este año muestra que Benjamín fue el nombre que más eligieron los padres argentinos para sus hijos varones entre el 2010 y el 2020.

Benjamín fue el nombre favorito de los argentinos para sus hijos varones entre el 2010 y el 2020

En Italia, en los diez primeros lugares de los nombres favoritos del 2020 aparece una gran mayoría de nombres de antiguo origen europeo -desde Leonardo, el más popular, a Lorenzo y Edoardo-, pero también se ve a Gabriele, en el séptimo y lugar, y Mattia, en el quinto.

Gabriele es por supuesto el arcángel Gabriel, y Mattia la versión italiana de Matías, que a su vez deriva de Matityahu (Matatías), uno de los líderes de la revolución macabea.

Finalmente, un hecho curioso: En Israel hay, por supuesto, abundancia de nombres bíblicos, pero el más usado por los padres del país es Mohammad, extremadamente popular entre los ciudadanos árabes.

Detrás de la potencia estadística de la comunidad árabes, que forma alrededor del 20 por ciento de la población israelí, aparecen nombres con clara estirpe bíblica, como Adam, Iosef, Ariel, David y Daniel, para los varones.

Para las niñas, siempre según los datos de la Oficina de Estadísticas nacional, los tres máximos favoritos en el 2020 eran Miriam (la hermana de Moisés), Tamar (la nuera de Judá, el cuarto hijo de Yaakov) y Abigail, esposa del rey David.

(Israeleconómico)

Noticias Relacionadas