728 x 90

Una docena de fiscales generales de EE. UU. a Unilever: Detengan el boicot de Ben & Jerry’s en Cisjordania

Una docena de fiscales generales de EE. UU. a Unilever: Detengan el boicot de Ben & Jerry’s en Cisjordania

Shiryn Ghermezian

Foto: Envases de helados de Ben & Jerry’s se ven mientras un trabajador trabaja en su fábrica en Be’er Tuvia, Israel, el 20 de julio de 2021. Foto: Reuters / Ronen Zvulun.

Una docena de fiscales generales estatales de Estados Unidos instaron el lunes a Unilever a hacer frente a su “responsabilidad legal y moral” y revertir un controvertido boicot a Israel lanzado por su subsidiaria, la compañía de helados Ben & Jerry’s.

En una carta al director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, los directores legales de 12 estados calificaron la decisión de Ben & Jerry de dejar de vender sus productos en Cisjordania y el este de Jerusalem como “guerra económica”. La carta fue encabezada por el fiscal general de Missouri, Eric Schmitt, y firmada por sus colegas republicanos de Arkansas, Alabama, Arizona, Florida, Kansas, Mississippi, Indiana, Oklahoma, Texas, Utah y Virginia Occidental.

Treinta y tres estados de Estados Unidos tienen actualmente leyes, resoluciones u órdenes ejecutivas que prohíben la inversión de fondos públicos de pensiones o la firma de contactos gubernamentales con empresas que boicotean a Israel.

“Unilever se ha embarcado en un camino desafortunado y financieramente equivocado de poner a prueba la determinación de nuestros Estados al negarse a evitar que Ben & Jerry’s boicotee regiones seleccionadas dentro del Estado de Israel”, declararon los fiscales generales.

Desestimaron los esfuerzos del conglomerado británico para “desviar la responsabilidad” y culpar a Ben & Jerry’s, diciendo: “Esta afirmación de que la ‘cola’ mueve el ‘perro’ corporativo multimillonario aumenta la credulidad”.

“Como empresa matriz con total propiedad y control, Unilever no puede escapar de la responsabilidad legal y moral por el boicot mal concebido de Ben & Jerry”, agregaron.

La carta señaló que los “escrúpulos corporativos de Unilever no se extienden a los boicots de naciones como China, Rusia, Pakistán, Arabia Saudita y Venezuela”, e incluso a Irán, un estado patrocinador del terrorismo designado por Estados Unidos y “un enemigo jurado” de Israel.

“Consideramos un gran honor apoyar a Israel”, señalaron los fiscales generales. “De conformidad con los deberes fiduciarios exigidos a Unilever según las leyes de los Estados Unidos y según las leyes de los Estados individuales representados en esta carta, le instamos respetuosamente a que reconsidere la decisión de usted y su filial de boicotear a Israel”.

El CEO de Unilever dijo anteriormente que el conglomerado británico sigue “totalmente comprometido” con hacer negocios en Israel, a pesar del boicot de Ben & Jerry’s.

Hasta ahora, varios estados han tomado medidas para comenzar a desinvertir en Unilever por el asunto, incluidos Nueva JerseyNueva YorkTexasArizona y Florida

Noticias Relacionadas