728 x 90

Simpatizante del ISIS emprende una ola de asesinatos en apoyo a los palestinos y mata a 1

Simpatizante del ISIS emprende una ola de asesinatos en apoyo a los palestinos y mata a 1

Ilustrativo. Agentes de policía patrullan por el Arco de Triunfo, cerca de la avenida de los Campos Elíseos en París. (AP/Lewis Joly)

Un hombre que gritaba “Allahu Akbar” emprendió una ola de violencia en París el sábado por la noche, matando a puñaladas a un turista alemán e hiriendo a otros dos con un hacha antes de ser detenido. Antes del ataque, el terrorista publicó un vídeo prometiendo lealtad a ISIS.

La policía sometió al hombre, un ciudadano francés de 25 años que fue sentenciado a cuatro años de prisión en 2016 por planear otro ataque terrorista y estaba en la lista de vigilancia del servicio de seguridad francés. Después de su arresto, justificó su ataque acusando a Francia de ser cómplice de dañar a los musulmanes en la Franja de Gaza y Afganistán.

El atacante, que no fue identificado por su nombre, salió de prisión después de cuatro años en 2020 y estaba bajo vigilancia y bajo tratamiento psiquiátrico. Nació en Neuilly-Sur-Seine, un suburbio de París, y recientemente vivía con sus padres en la región de Essonne, al sur de París.

El ataque terrorista se produjo en el distrito 15 de la capital francesa y el agresor mató con un cuchillo al turista alemán, que no fue identificado. Luego cruzó el río Sena hacia la orilla derecha y usó un martillo para atacar a los heridos. Los detalles sobre las víctimas no se conocieron de inmediato.

El atacante fue detenido por la policía, que le disparó dos veces una Taser en el estómago, y un ministro elogió a los agentes por su rápida respuesta y reiteró que “sin duda habría habido otros muertos”.

Francia ha estado bajo una alerta terrorista intensificada desde el apuñalamiento fatal en octubre de un maestro en la ciudad norteña de Arras por un ex alumno originario de la región de Ingushetia en las montañas del Cáucaso de Rusia y sospechoso de radicalización islámica. Ese ataque fatal se produjo tres años después de que otro maestro fuera asesinado en las afueras de París, decapitado por un checheno radicalizado que luego fue asesinado por la policía.

El ataque del sábado aumentó el nivel de miedo en la capital francesa, todavía marcada por los ataques de 2015 a cafés y un music hall por parte de radicales islamistas que mataron a 130 personas.

“No cederemos nada frente al terrorismo. Nunca”, dijo la primera ministra Elisabeth Borne en X, antes Twitter, enviando sus condolencias a las víctimas y sus familias.

Noticias Relacionadas